Image Alt

El hombro del surfista, una de las lesiones más comunes.

El hombro del surfista, una de las lesiones más comunes.

Ya sabemos que uno de los dolores y lesiones más frecuentes en los surfistas se encuentra en el hombro. Pero, ¿por qué ocurre? ¿Qué se produce en nuestro hombro para que duela? ¿Cómo podemos ayudar a reducir el dolor? 

Comencemos analizando cuál es nuestra posición en la tabla. Nuestro cuerpo se encuentra en extensión de columna, esto promueve una retracción (se aproximen a la columna) y descenso de las escápulas. Para ello hay dos músculos estabilizadores que se encargan: trapecio medio y trapecio inferior. Cuando los estabilizadores se fatigan y fallan o se encuentran inhibidos son los músculos movilizadores los que realizan dicha acción, pero traccionando en otra dirección, lo cual provoca una colocación inadecuada de la escápula.

Imagen: vista posterior escápula derecha.

A la hora de remar, los músculos que están por delante de nuestro cuerpo entran en acción, pectoral y músculos del brazo, bíceps y tríceps, además del dorsal ancho. En la primera fase, a partir de la entrada de la mano en el agua son el pectoral y el bíceps, los que hacen que nuestro brazo llegue a la altura del hombro, a partir de ahí el dorsal y el tríceps trabajan en equipo para empujar el agua y que avancemos.

Es en ese momento, es cuando, si os fijáis vuestro hombro se cae y se va hace delante. La fuerza del pectoral es tanta, que gana en fuerza a los estabilizadores, y es, en ese momento, cuando dejan de estabilizar la escápula, perdiendo su posición de retracción y descenso. 

Durante la fase de recobro el hombro sigue manteniendo su posición inadecuada, mientras que el brazo se desplaza por encima de su altura.

Una vez perdida su posición, el espacio que queda entre la escápula y la cabeza del húmero se reduce, por lo que los tendones que pasan por esa zona se ven comprimidos, hay mayor fricción sobre ellos, produciendo inflamación y dolor.

Por ello debemos trabajar nuestra musculatura estabilizadora, para que sea capaz de aguantar el esfuerzo durante un largo baño, y relajar, cuando acabemos de surfear, la musculatura movilizadora, permitiendo que todo vuelva a su equilibrio.

En los próximos post os propondré ejercicios para trabajar los estabilizadores y estiramientos para relajar los movilizadores.

Si tienes dolor en tus hombros no dudes en acudir a un fisioterapeuta, que valore y vea su estado antes de hacer cualquier tipo de entrenamiento. 

Buenas olas!!

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Acepto No acepto